No soy un monstruo

No soy un monstruo, o eso es lo que Carme Chaparro quiere hacernos creer....

¿Cualquier persona puede ser capaz de matar? En No soy un monstruo, la primera novela de Carme Chaparro, esta pregunta te persigue a lo largo de los capítulos. Con una trama que lamentablemente estamos casi casi (quién puede, yo no lo consigo) acostumbrados a cenarnos en los informativos, Chaparro hila una historia sobre la demencia y la cordura. Ambas pueden existir en una persona al mismo tiempo, ¿o no?.

La desaparición de un niño, una vez más, vuelve a unir los caminos de tres personas que arrastran sus propios y oscuros pasajeros. Periodistas y policías, investigadores ambos en su mundo y con su estilo (y objetivos) trabajan juntos a la hora de esclarecer una nueva desaparición de un menor.

Parece que la historia se repite, ¿o es esta una nueva historia que nada tiene que ver con lo anterior?

Reconozco que escribo esta reseña meses después de haberme terminado el libro, pero lo cierto es que el tandem Ana/Inés, está realmente conseguido por la autora que consiguió con esta novela el Premio Primavera de Novela.