Rokshan y los Jinetes Salvajes

Rokshan y los jinetes salvajesNo tengo recuerdo de cuándo compré este libro escrito por Peter Ward en 2008, tampoco recuerdo cuándo lo leí por primera vez. El caso es que este 2018 he vuelto a leerlo casi por obligación, cuando en una de estas tardes de orden y limpieza en el hogar apareció en una estantería en la que no debía estar.

El caso es que si la primera vez no me dejó mucho recuerdo, en esta ocasión me ha entretenido bastante. A ver, este es un libro de aventuras con elementos fantásticos. Ward nos ubica en el imperio chino en una época en la que el emperador es malo malísimo (tengo que investigar por qué casi siempre los emperadores que aparecen en las novelas son lo peor, es una figura recurrente que sirve para argumentar cualquier cosa). El emperador es malo en versión avaricioso de querer cosas bonitas que no son suyas. En este caso está empeñado en quedarse para él solito los preciosos caballos-dragón (para ti y para mí un caballo normal y corriente)…

Abro paréntesis musical, ha sido imaginarme un caballito y venirme a la cabeza esta canción

Cerramos paréntesis. Los caballos-dragón en realidad tienen que ser bonitos a rabiar y además en un pasado fueron…¡dragones!  (El nombre ayuda en este descubrimiento)

Estatus: tenemos un emperador abusón y pedigüeño, unos caballos y…un protagonista, por supuesto, que no es otro que el pequeño Rokshan. No os cuento por qué esta pobre criatura tiene que sufrir tantos pesares pero lo cierto es que si naces bajo un signo concreto en China, te toca ser prota y salvar el mundo del MAL.

Es un libro interesante para pasar un rato siguiendo las aventuras de Rokshan, su hermano An´an y su amiga Lianxang. No exige demasiado, es entretenido, perfecto para jóvenes y adultos a los que cualquier cosa que tenga fantasía les viene bien.

via GIPHY