Trono de cristal

Celaena Sardothien cumple condena por asesinato en las minas de sal de Endovier, uno de esos lugares donde la esperanza de vida posiblemente no llegue al mes, ella se ha mantenido con vida más de lo esperado. Al fin y al cabo, ser la asesina de Adarlan da un poco de ventaja en estos menesteres.

Sarah J. Maas, autora de Trono de Cristal, nos presenta un universo en el que el rey de este mundo en el que hace años se erradicó la magia a golpe de espada busca a su nuevo campeón entre los mayores asesinos del reino. El joven príncipe Dorian y el capitán de la guardia Chaol, llevan a Celaena al Palacio de Cristal para que forme parte del macabro juego del rey: el asesino que sobrevida a todas las pruebas, será su próximo campeón y podrá ganar su libertad.

Celaena llega a un palacio construido en su totalidad de cristal en busca de una oportunidad, sólo hay dos caminos para ella: morir en el proceso o alzarse como campeona y poder vengarse de los que la traicionaron. A lo largo de las semanas la joven y letal asesina será entrenada por Chaol para enfrentarse en las diversas pruebas al resto de locos asesinos. El príncipe será su amigo inesperado en un escenario en el que poco a poco van viendo señales que indican que, quizás, la magia que tanto empeño puso el rey en erradicar, es posible que siga presente en una forma inquietante y perturbadora.

Celaena, Chaol y Dorian se enfrentarán al dilema de decidir qué tipo de personas quieren ser en un mundo en el que el rey gobierna con mano de hierro un mundo sometido a la ley del miedo y el castigo.

Trono de Cristal, publicado por Editorial Hidra (puedes comprarlo directamente en su web, aquí)